Skip to main content

En ocasiones solemos quejarnos de que las cosas no siempre salen como queremos, o decimos que son muy difíciles, y tendemos a no hacer nada al respecto, nos quedamos sentados en el sofá lamentándonos, o siendo espectadores de nuestros problemas.

Estos a veces ni llegan a ser realmente un problema… Cuántas veces he oído el «tengo que hacer deporte» o «a ver cuando empiezo la dieta». Esta imagen hace referencia a todos esos momentos en los que en mayor o menor medida nos rendimos, y eso a la larga puede hacer que nos sintamos fracasados. Para evitar ese sentimiento hay que moverse, pasar a la acción, búscate un objetivo y ve a por él, puede que a veces no sea en la dirección correcta, aún así sigue moviéndote, al final llegarás a la meta, y si no es así te darás cuenta de que posiblemente ese objetivo no era para ti. Pero moverse siempre será mejor que no hacer nada.

Si no te gusta donde estás ¡muévete, ¡no eres un árbol!

Jim Rohn